Cuídate con los productos de nuestra marca propia

Consejos


12/11/2014

LA MIEL: el antibiótico dulce

La miel es muy apreciada en la naturaleza por sus propiedades antisépticas, dietéticas, edulcorantes, tonificantes, calmantes, laxantes y diuréticas. Aunque en algunos países occidentales la miel es un simple edulcorante, sustitutivo del azúcar, en la mayoría de los países es un medicamento con unas increíbles propiedades farmacológicas. Este “antibiótico dulce”  es un placer para los golosos que ayuda a mantener alejadas las infecciones. 

La miel contiene azúcares energéticos, vitaminas, minerales, enzimas activas, aminoácidos, ácidos orgánicos, sustancias antibióticas, polen, acetilcolina y agua. Su uso diario, no es recomendable más de dos o tres cucharadas soperas al día, te ayudará, entre otras cosas a: conciliar el sueño, aliviar problemas de garganta o digerir mejor los alimentos. Un alimento con unas increíbles  propiedades antisépticas y cicatrizantes.  A continuación, algunos de sus usos más prácticos:

¿Tienes digestiones difíciles?

La miel se absorbe rápidamente, alivia el ardor y los dolores causados por las úlceras estomacales. En este caso las mieles más indicadas son la de romero, la de tilo y la de tomillo.

¿Bebes con frecuencia?

La miel activa el metabolismo del hígado llegando a eliminar hasta un 35% del alcohol presente en el organismo. También elimina toxinas, protege el hígado del abuso de determinados medicamentos y de una alimentación desequilibrada. 

¿Necesitas una dosis extra de energía natural?

Si te sientes cada día más cansado, y con dormir ocho horas al día no consigues recuperar esa energía perdida, quizá una cucharada de miel al día es la medicina natural que tu cuerpo necesita.  Tomar miel ayuda a prevenir y curar anemias, fatiga y estrés.  Las más indicadas son las mieles de alforfón y brezo.

¿Padeces de insomnio?

Las mieles de tilo y de azahar son muy eficaces para evitar esas noches eternas en donde conciliar el sueño parece una meta inalcanzable. Para poder dormir a pierna suelta, sin estrés o ansiedad, en la farmacia LP10 te recomendamos tomar antes de acostarse un vaso de leche caliente endulzado con miel.

¿Problemas para ir al baño?

La miel tiene efectos laxantes y es muy eficaz contra el estreñimiento. Lo mejor, una cucharada de miel de acacia con un vaso de agua, en ayunas.

¿Tos y dolor de garganta?

Nuestros abuelos lo sabían, una cucharadita de limón con miel calma el dolor de garganta.  Y nosotros ahora te vamos a proponer un nuevo truco: un caldo para disminuir la inflamación y calmar la tos.  Pon a hervir durante treinta minutos medio litro de agua con tres cebollas, tres zanahorias y unas ramas de apio. Cuela el caldo y añade tres cucharadas grandes de miel de romero. Sírvete un tazón bien calentito antes de dormir y otro, en ayunas, a primera hora de la mañana. En un par de días notarás los efectos.

¿Falta de calcio?

Si necesitas tomar suplementos de calcio, hazlo con una cucharadita de miel, pues este endulzante natural es capaz de aumentar la absorción de calcio ayudando aumentar la masa ósea. Los investigadores han encontrado que la miel aumenta un 33,6 % la absorción de calcio en ratas, probablemente por el contenido en carbohidratos como glucosa, fructosa y rafinosa.

 



Compartir: Facebook Twitter Google+


NEWSLETTER

¿Quieres recibir en tu correo todas nuestras novedades y ofertas?



 Acepto la política de privacidad

Síguenos en:

Google + Twitter Facebook Twitter Facebook