¡Oferta!

Jarabe FITORESPIR10

12,00 9,90

Un jarabe con 10 activos botánicos.
Adecuado para minimizar los síntomas de resfriado. Los activos botánicos incluidos tienen reconocidas propiedades antioxidantes e inmunológicas. Además de contener plantas con propiedades  antiinflamatorias, antigripales, balsámicas y antitusivas.

Comparar

Descripción

LLANTÉN
Indicado para aliviar las vías respiratorias durante el catarro, ejerce una actividad emoliente y calmante de la mucosa bucofaríngea. Está compuesto principalmente por polisacáridos mucilaginosos y glucósidos iridoides como la aucubina, responsables de su acción emoliente y calmante gracias a la capacidad de integrar el agua y generar geles fluidos (hidrocoloides) que forman una película protectora sobre la piel y la mucosa, garantizando una continua hidratación de la mucosa, de las superficies epiteliales y de las secreciones que producen. La aucubina combate la síntesis de las moléculas proinflamatorias y ayuda a limitar la proliferación de algunos tipos de bacterias.

EXTRACTO DE CORTEZA DE SAUCE BLANCO, TITULADO Y ESTANDARIZADO EN SALICINA.

Precursor metabólico del ácido salicílico, ejerce una acción protectora en caso de fiebre, inflamaciones y dolor general.

EUCALIPTO
El aceite esencial de eucalipto ejerce un efecto balsámico, es eficaz para mantener el tono de la voz y desempeña una acción mucolítica y sedante de la tos.

TOMILLO
El aceite esencial de tomillo lleva a cabo una actividad antimicrobiana, mucolítica y sedante de la tos.

PROPÓLEO
Es un compuesto resinoso que las abejas utilizan para proteger y reforzar la colmena, por sus características mecánicas y la acción antimicrobiana de sus flavonoides.
Está demostrado que el propóleo posee un amplio campo de acción, que engloba muchos de los principales agentes etiológicos de infecciones de las vías respiratorias y de la cavidad bucal.

VITAMINA C
Uno de los antioxidantes biológicos más importantes. Su acción protege proteínas, lípidos, carbohidratos y ácidos nucleicos frente a los radicales libres que se generan durante el normal funcionamiento del metabolismo o como consecuencia de la exposición a toxinas y agentes contaminantes.

ZN
El zinc es un componente de infinidad de factores de transición y metaloenzimas. De entre todos los micronutrientes fundamentales para la función inmunitaria, la vitamina C y el zinc desempeñan un papel clave gracias a su doble capacidad para favorecer la inmunidad innata y adaptativa. Recientemente, se ha descubierto que los factores endógenos de la vitamina C disminuyen rápidamente cuando se desarrolla una infección (por ejemplo, los clásicos resfriados) y tienden a regularse con la desaparición de los síntomas.
Asimismo, una serie de estudios clínicos han mostrado que tomar un complemento de vitamina C a dosis elevadas y de zinc alivia los síntomas del resfriado común.

SAÚCO
Los frutos del saúco son ricos en antocianinas, entre las que abundan el 3-glucósido de cianidina (65.7% total antocianinas) y el cianidina-3- sambubiósido (32.4% total antocianinas). Además, contiene otro tipo de antocianinas, flavonoles y ester de flavonol, y cada 100 g de fruto fresco aportan entre 18-26 mg de vitamina C y 65 mg de Vitamina B2. Se utilizan como diurético y diaforético (estimulan la sudoración) en resfriados y catarros que cursan con fiebre.
Las flores contienen aceite esencial, flavonoides (quercetina, rutina…), ácidos fenólicos, taninos, vitamina C y minerales. Tienen propiedades diaforéticas  y actúan sobre el epitelio bronquial, ejerciendo un efecto irritante que aumenta la producción de secreciones bronquioalveolares.

Utilizado principalmente para el tratamiento de resfriados, distintos estudios han determinado que los flavonoides del saúco tienen propiedades antioxidantes e inmunológicas. Además, se han descrito propiedades antiinflamatorias y antigripales, y su uso para tratar la sinusitis .

Para demostrar la eficacia del saúco para el tratamiento de la gripe, se realizó en Noruega un estudio preliminar en el que a parte de los pacientes se les administró 15 ml de jarabe de saúco 4 veces al día durante 5 días. Los pacientes que tomaron jarabe se recuperaron antes que aquellos pacientes que recibieron el placebo. Se propuso que el efecto antigripal se debió a los flavonoides del saúco (3-glucósido de cianidina y el cianidina-3- sambubiósido): los flavonoides estimulan el sistema inmune al aumentar la producción de citocinas por los monocitos. Tienen también propiedades antiinflamatorias, disminuyendo así el dolor y la fiebre.

Comentarios

No hay comentarios aún.

Solo los clientes registrados que hayan comprado este producto pueden dejar una reseña.

X